<%@ Language=Heredar de Web %> Pokemón
 

 

  Suscríbase gratuitamente a nuestro boletín de noticias y novedades

 
[FrontPage Save Results Component]

 su email:  

 

CANALES TEMÁTICOS

Noticias  

Estudio Bíblico  

Mujer  
Revista Musical  
Vida Espiritual  
Canal Seminario 

próximamente

Familia
Tienda de música

TIENDAS

Librería cristiana
Servicios de Internet

SERVICIOS

Email gratuito

Mensajes a móviles

Foros
Chat
Club de miembros
Libro de visitas
Seminarios
Agenda  

OCIO

Eventos
Deportes  
Películas  
Radio
Juegos (próximamente)

PSICOLOGÍA

Por Esther Martínez

La Disciplina en el hogar cristiano

 

Es de sobra conocido que el término disciplina es un vocablo muy controvertido en los tiempos que  nos ha tocado vivir y se le ha dado una connotación más bien negativa, que, en realidad, no tiene fundamento.

La disciplina incluye la educación, la instrucción y la corrección de una persona, especialmente en lo moral, es útil para mantener el orden y la subordinación necesaria entre los distintos miembros de un grupo, sobre todo, en el seno de la familia.

Debemos recordar que la necesidad de disciplina se menciona una y otra vez en la Palabra del Señor. Un texto clave sería Efesios 6:4 “Y vosotros padres no provoquéis a ira a vuestros hijos, sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor”.

El criarlos en disciplina se ha convertido en una carga pesada para muchas familias y muchos padres acuden desesperados a profesionales en busca de ayuda. Una amplia encuesta reciente ha demostrado que muchos son los matrimonios que, si pudieran dar marcha atrás a su historia, no tendrían hijos, probablemente porque es mucha la frustración a la que se tienen que enfrentar al intentar llevar la tarea de padres con éxito.

buy diclofenac sodium

Una primera llamada de atención que quisiera hacer es dejar claro que en ningún momento lo que pretenderemos  decir es que para una correcta educación de los hijos se necesitan padres perfectos, no, los padres “perfectos” pueden provocar graves problemas en los hijos. Necesitamos en los hogares padres que con sus equivocaciones y dificultades sean capaces de llevar hacia delante los propósitos del Señor para la educación de sus hijos.

Por otro lado es también importante notar que los hijos deben ser considerados una bendición, no una carga, Salmo 127:3-5 “…herencia de Jehová son los hijos; cosa de estima el fruto del vientre. Como saetas en mano del valiente…Bienaventurado el hombre que llenó su aljaba de ellos…”

Siguiente página =>> [1] [2] [3] [4] [5]

IR AL INICIO

Volver a la página principal del Canal Mujer

 

Usuario

Clave

Alta
pulse!
 
   
   
   
   
   
     
   
       
   
     

 
   

¿Quiénes somos? - Misión - Contratar publicidad - Diseño y consultoría - Seminarios - Configuración 
 Notas de prensa - Solicitar información - Contactar con nosotros - Ayúdanos

© Copyright 2000 El Libro Cristiano, Servicios Multimedia S.L.L. Todos los derechos reservados

http://www.elportalcristiano.com

El Portal Cristiano - Más allá de Internet... Resources

elportalcristiano.com v 4_3